LA GRANJA DE CARACOLES

La cría de caracoles en cautividad se conoce como " Helicicultura " y consiste en disponer de las instalaciones adecuadas para lograr que los moluscos completen su ciclo biológico en un espacio adaptado. La cría en cautividad no es sencilla, requiere del uso de materiales de trabajo adecuados, una correcta planificación de la explotación, un manejo adecuado, une dieta óptima y el tratamiento correcto de las patologías.

Existen diferentes sistemas de producción pero entre todos ellos destaca el conocido como "mixto" que se proclama como el más idóneo, siendo viable su desarrollo en toda la península ibérica salvando diferencias climáticas que cada caso particular pueda tener pero el patrón de trabajo es denominador común al igual que las instalaciones necesarias.

El sistema de producción mixto se divide en cuatro fases: Hibernación /Estivación, Reproducción, Engorde y Recogida, y las cuatro completa un ciclo productivo que abarca casi los doce meses del año. No es menos cierto que la viabilidad de una explotación helicícola pasa por diferentes factores igual de importantes pero el primero que debemos tener en cuenta es que el helicicultor debe ser capaz de generar de forma autónoma sus propias crías.

El sistema permite obtener hasta cuatro kilogramos por metro cuadrado útil y una recolección anual lo que nos permite una idea de los riesgos que vamos asumir a lo largo de todo el proceso. Por ello, y teniendo en cuenta los factores descritos debemos ser cautos a la hora de iniciar la actividad y dotarnos de los elementos necesarios para acometer los trabajos con las máximas garantías posibles.

Formación cualificada + Inversión + Uso de materiales adecuados
  • Formación cualificada; antes de nada debe formarse convenientemente con profesionales acreditados que le van a transmitir conocimiento técnico-científico. Un error muy común es iniciar la actividad después de leer un libro o haber visitado una granja, lejos de ayudarnos puede ser perjudicial para nuestro futuro proyecto.
  • Inversión; cualquier proyecto precisa de un esfuerzo económico y la cría de caracoles aún tratándose de un animal de reducidas dimensiones precisa de espacio, materiales adecuados y servicios específicos.
  • Uso de materiales; la profesionalización del sector helicícola es una tarea pendiente en España, unificar métodos y diseñar productos que cumplan con las exigencias del sistema de producción son esenciales para el crecimiento y afianzamiento del sector

Fase de reproducción del caracol

(Mesa patentada de HelixGalicia)

Es sin duda la etapa más importante de la Helicicultura pues no va permitir obtener la crías que finalmente terminaremos engordando por ello debemos prestar especial atención a los materiales empleados, útiles, manejo e higiene. El éxito de una explotación de caracoles pasa por disponer de una sala de reproducción para producir alevines, lo que ahorrará costes y favorecerá la autonomía del productor.

Nuestra empresa es pionera en España, en el estudio, desarrollo, diseño y fabricación de equipos para la granja de caracoles, nos adaptamos a las necesidades del productor proporcionando materiales que cumplen con las demandas y se ajustan a la normativa para uso alimentario. Uno de los principales errores que se cometen actualmente en la cría de caracoles es el empleo de materiales no específicos para la cría que en muchos casos son contaminantes.


Vídeo sobre la creación de granjas de caracoles pulsando aquí


Novedad ! En Noviembre de 2014 iniciamos el programa de formación e implantación del proceso de elaboración de paté a base de huevos de caracol y su carne. Le aportamos los procesos de trabajo estudiados y desarrollados por un laboratorio agro-alimentario certificado, y le guiamos durante la fase de puesta en marca de la actividad. 

Novedad ! En Enero de 2015 se pone en marcha el programa de formación e implantación del proceso de extracción de la baba de caracol y sus usos comerciales.