Sant Jordi se come el caracol

Más de dos mil kilos de caracoles se despacharon en la Fira del Caragol de Sant Jordi, un barrio de Palma que vive con intensidad sus fiestas sin perder ritmo. A paso de caracol.

Unos quince puestos han vendido ejemplares del animal emblema del movimiento slow food, cocinados de distintas maneras, incluso hacen de él paté. Son cuatro las granjas que han surtido, entre otros, de caracoles a los tenderetes


Continuar leyendo...