Criadero experimental de caracoles

La granja de caracoles

Los sistemas de cría de caracoles se resumen en tres diferenciados; mixto, extensivo e intensivo. El más recomendado es el conocido cómo "mixto", una combinación de los otros dos y que se ha demostrado el más fiable, eficiente y productivo, aunque aún tiene carencias.

Antes de empezar con una granja de caracoles debemos tener en consideración aspectos cómo su ubicación, las oscilaciones térmicas y las temperaturas extremas ya que pueden limitar la productividad o hacer inviable el proyecto.

Debe tener en consideración....

Actualmente no existe ninguna técnica de producción patentada a nivel europeo ni cualquier otro sistema "diferenciado" que permita desarollar un proceso completo de producción novedoso y más eficaz que los ya referidos.

Si bien es cierto que nuestra empresa trabaja en el desarrollo de una patente de producción integral, desde la reproducción hasta la recolección, aún no se ha registrado.


Partes de un criadero de caracoles

Reproducción. Un granja de caracoles debe contar con una sala de reproducción que viene a ser un espacio diferenciado en el que se desarrolla la fase reproductiva, se obtiene el huevo y se completa la eclosión para lograr el alevín, o cría de caracol.

Zona de engorde. Es la parte en la que una vez hemos obtenido el alevín completamos el crecimiento. Existen diferentes técnicas para esta etapa.

  • Engorde en abierto
  • Engorde bajo sombra
  • Engorde intensivo en sala cerrada

La reproducción del caracol en espacios abiertos

NUEVO ! . La fase de reproducción del caracol se puede desarrollar en espacios totalmente cerrados controlando temperatura, humedad, fotoperíodo y ventilación, siendo más productiva y eficiente. Pero también la podemos ejecutar en espacios abiertos, en las estaciones del año propicias, mediante un sistema semicontrolado que permite proteger al caracol en gran medida de numerosos depredadores, factores ambientales hostiles, y a la vez facilitar la recogida de sus huevos.

Puedes conocer y aprender cómo funciona a través de nuestros cursos de formación y jornadas divulgativas.



Un hábitat confortable para el caracol

Un campo de engorde debe contener una variedad de plantas que por un lado sean fuente de alimentación para el caracol, y por el otro favorezcan su refugio y protección. La vegetación se puede -y lo recomendamos- acompañar de cereales en polvo.

A modo ilustrativo para un espacio destinado al engorde ubicado en zonas con temperaturas elevadas no se debe usar trébol cómo método de protección si no contamos con otros elementos artificiales que favorezcan las condiciones idóneas para el crecimiento del caracol.