Todo sobre la cría y explotación de caracoles

Soluciones para la Helicicultura

Nuestra aportación al estudio de la Helicicultura, es fundamental para el entendimiento actual de la actividad. Contamos con un criadero experimental que sirve de base para nuestros trabajos, y cómo elemento de apoyo a nuestros programas de formación.


Se denomina Helicicultura, a la actividad humana dedicada a la cría controlada de caracoles a través de sistemas de producción eficientes que permitan desarrollar todas las etapas del ciclo vital del molusco hasta su completo crecimento.

La Helicicultura, es aún hoy en día una actividad compleja en tanto en cuánto lograr producciones sostenibles no está garantizado. El sistema de trabajo más recomendado el conocido cómo "mixto", y se basa en combinar la reproducción con el engorde dentro de una misma explotación.

Alevines de caracol en crecimiento

La eficiencia del sistema de producción pasa de forma inevitable por contar con instalaciones que reúnan las condiciones óptimas para la cría y engorde de los caracoles. No existe actualmente una definición precisa de cuál es la instalación más idónea pero sí sabemos que deben ser lo más parecidas al habitat natural del molusco.

No obstante hay unos modelos recomendados aunque son susceptibles de modificación y mejora.

Parque experimental para engorde caracoles

La combinación de una densa vegetación con elementos artificiales de protección es necesaria para mitigar efectos no deseados derivados de las inclemencias del tiempo, y de la actividad de depredadores naturales.

En nuestro criadero piloto estudiamos la eficacia de diferentes plantas y sistemas de proteción en busca de la solución más adecuada. La definición de un "habitat controlado" aplicado a la Helicicultura requiere de estudios, y pruebas ensayo - error.


Información e inscripción

CURSO DE INICIACIÓN A LA CRÍA PROFESIONAL DE CARACOLES


Formación a distancia

+

Visita opcional al criadero piloto 


La Helicicultura, no es "echar los caracoles" en un espacio y esperar obtener una producción. Debemos conocer en primer lugar que especie queremos criar, las características del caracol y la adaptación al cautiverio. Saber lo que es un reproductor y que factores le van a condicionar, los parámetros ideales para la cría, y cómo desarrollar la etapa de engorde.